Tokio promete unos Juegos Olímpicos seguros

“Los Juegos serán seguros” a pesar de la pandemia de coronavirus, señaló la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, prometiendo un “esfuerzo del 120 por ciento” para que la primera cita olímpica de la historia pospuesta salga adelante en 2021.

Koike reconoció que los Juegos reducirán su talla y señaló que las medidas de seguridad habituales en los tiempos de la pandemia, como el distanciamiento social y la detección del virus mediante test, podrían implementarse.

Aunque dijo que organizar los Juegos en Tokio “es un símbolo del triunfo humano sobre el nuevo coronavirus”, Koike no quiso especificar su grado de confianza sobre su celebración el próximo año.

Los Juegos de Tokio 2020 se convirtieron en los primeros pospuestos el pasado 24 de marzo debido a la incidencia de la pandemia de coronavirus en el planeta.

Fueron reprogramados del 23 de julio de 2021 al 8 de agosto, aunque se seguirán llamando Tokio 2020. Pero expertos médicos han expresado su preocupación porque un año quizás no sea suficiente para controlar el virus y que el evento se pueda celebrar con total seguridad.

Tanto la organización de los Juegos como el Comité Olímpico Internacional (COI) han confirmado que no sería posible un nuevo aplazamiento si no se celebran en 2021.

Koike insistió en que “harán todos los esfuerzos posibles en la batalla contra el virus para organizar unos Juegos llenos de esperanza”.

Y prometió un acontecimiento “seguro para deportistas y aficionados, así como para los residentes de Tokio y de Japón”.

En comparación con otras potencias mundiales como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia o Italia, Japón ha combatido con éxito la primera oleada de coronavirus, con 18 mil personas infectadas y 900 fallecidos.

Sin embargo, el gobierno se ha enfrentado a críticas por haber realizado relativamente pocos test, pero ha respondido que el bajo número de muertes demuestran que su estrategia ha sido la correcta.

Cuando las infecciones empezaron a crecer en abril, Japón decretó el estado de emergencia, ahora ya levantado. Entonces las autoridades insistieron a los ciudadanos en evitar ‘las tres C’: close contact, confined spaces y crowds (contactos cercanos, espacios cerrados y multitudes).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *